Los accidentes automovilísticos pueden ser desde un simple choque de auto hasta lesiones graves y choques mortales. Cuando el choque tiene como resultado alguna lesión o incluso la muerte, la pérdida pondrá inmediatamente en desventaja a los lesionados y las familias de las víctimas ya que tendrán que lidiar con problemas financieros y de salud, sin perder de vista los derechos legales.

Con casi 6.5 millones de accidentes automovilísticos que ocurren al año en Los Estados Unidos hay una gran probabilidad de que usted eventualmente también estará involucrado en uno. Como conductor o pasajero en un accidente automovilístico, usted podría enfrentar desde lesiones menores hasta las mas severas, posiblemente poniendo en peligro su vida; incluso un ser querido podría llegar a fallecer como resultado de las lesiones.

También recuerde que las compañías de seguros de autos están en el negocio solo para hacer dinero. Lógicamente ganan más dinero mediante la obtención de más ingresos a través de primas que lo que pagan en gastos y reclamaciones. El modelo de negocio funciona mejor minimizando las reclamaciones pagadas. Cuando usted presenta una reclamación en contra de una compañía de seguros, ellos están haciendo no solo un calculo, sino una decisión de negocios. La persona encargada en el área de las reclamaciones considerará los pasos que ha tomado, el costo asociado con la lesión y la alternativa para resolver el asunto con usted. Generalmente la alternativa sería esperar para ver si va a presentar una demanda y luego llevar el caso a la corte, es por esto que es tan importante asegurarse de tener abogados con experiencia que lo puedan representar durante todo el proceso.

La firma de Abogados Clyde. J. Moore le permite a las víctimas buscar la compensación que se merecen por las personas responsables de su lesión.